RDN DEPORTES

Aaron Judge y Juan Soto, el dúo de los Yankees que sacude MLB

Aaron Judge y Juan Soto, el dúo de los Yankees que sacude MLB

rdn audio
Getting your Trinity Audio player ready...

NUEVA YORK.- Es la pregunta que casi todos los mánager que se han enfrentado a los New York Yankees esta temporada han enfrentado: ¿Cómo se maneja una alineación con Juan Soto y Aaron Judge bateando uno detrás de otro?

No hay una respuesta fácil, especialmente desde que Judge activó el interruptor tras un comienzo lento tres días después de mayo y empezó a castigar a los lanzadores contrarios. El mánager de los Minnesota TwinsRocco Baldelli, sonrió cuando le preguntaron al respecto a principios de este mes.

«No tengo nada especial aquí», dijo Baldelli. «No existe una manera ideal de atacar a los muchachos que son los mejores en el juego en lo que hacen».

Rara vez los dos mejores bateadores del béisbol están en el mismo equipo. Pero los números ilustran que Judge y Soto no sólo son los mejores bateadores del deporte, sino uno de los dúos más grandes de la historia, que ya genera comparaciones con combos legendarios de los Yankees del pasado, desde Babe Ruth y Lou Gehrig hasta Mickey Mantle y Roger Maris. Se complementan casi a la perfección, una combinación de zurdo y derecho que logra números históricos al cansar pacientemente a los lanzadores con notable disciplina y castigar ruidosamente los errores.

Soto, de 25 años, batea .320 con 17 jonrones y OPS de 1.025 en su primera temporada en Nueva York. Judge, el capitán de 32 años, está bateando .302 con OPS de 1.118 y 25 jonrones, la mejor marca de la MLB.

Los jardineros ocupan el primer y segundo lugar en las mayores en OPS, OBP, wRC+ y wOBA. El fWAR de 4.3 de Soto es cuarto. El fWAR 5.0 de Judge es el primero. Judge está en camino de lograr 57 jonrones dos años después de romper un récord de la Liga Americana de 62. Soto está en camino de conseguir el oro en la agencia libre este invierno antes de su temporada de 26 años.

Han sido el motor del mejor récord en las mayores y que tiene un ritmo para llegar a 112 victorias.

«Esos dos muchachos se benefician de un elenco de apoyo fuerte y equilibrado, pero [también] de la cercanía que ha existido dentro del equipo… y de cómo se comunican entre sí y cómo hablan entre sí», dijo el mánager de los Yankees Aaron Boone. «Ciertamente, Aaron y Juan son los mejores bateadores en el deporte, pero son diferentes. [Uno es] diestro y otro zurdo. Hay diferentes enfrentamientos que favorecen a diferentes tipos, pero tener otro tipo con el que relacionarse y conversar, creo que eso es beneficioso».

Es lo que la organización imaginó cuando el gerente general Brian Cashman decidió enviar cinco jugadores a los San Diego Padres por Soto y el jardinero Trent Grisham en diciembre, sabiendo que la permanencia de Soto en los Yankees podría terminar después de una temporada. Consideraron que valía la pena pagar el precio para asociar a Soto con Judge para luchar por el campeonato.

«Esto», dijo Boone, «es lo que imaginé y fantaseé desde el día en que sucedió».

La fantasía tardó más de lo esperado en formularse. Mientras Soto tuvo un comienzo brillante, Judge languideció durante las primeras cinco semanas de la temporada mientras hacía la transición a jugar en el jardín central todos los días. Judge emergió de una derrota del 2 de mayo ante los Baltimore Orioles con una línea de .197/.331/.393. Sus luchas fueron analizadas desde todos los ángulos. ¿Sus mecánicas estaban desajustadas? ¿Estaba sano? ¿Fue solo un paso más lento?

Pero Judge ha arrasado con los lanzadores desde entonces. Está bateando .413 con un porcentaje de embase de .528, 19 jonrones y 15 dobles en sus últimos 36 juegos. Tiene un slugging de 1.000 con casi tantas bases por bolas (31) como ponches (33) durante el tramo. Su OPS de 1.528 en ese lapso es más de 400 puntos mejor que el de cualquier otra persona en las mayores. Su 310 wRC+ es 109 puntos mejor que el de cualquier otro. Su fWAR de 4.5 es 1.9 mejor que el de cualquier otro.

Mientras tanto, la única mala racha de la temporada de Soto duró los ocho juegos en los que se fue de 31-4 del 9 al 16 de mayo. El tramo fue lo suficientemente largo como para que el jardinero derecho tomara práctica de bateo adicional en el campo con los entrenadores varias veces horas antes de enfrentar a los Chicago White Sox el 17 de mayo. Soto luego se fue de 4-4 con dos jonrones en una victoria.

«Definitivamente estaba trabajando en mi swing», dijo Soto. «Tratar de encontrar esa sensación de nuevo en la que estaba golpeando la pelota el primer mes y recuperar esa sensación y recuperar esa confianza».

Como resultado, los Yankees tienen marca de 27-7 con Soto y Judge juntos en la alineación desde el 3 de mayo.

«Yo diría que es el mejor 2-3 de todo el béisbol, y creo que han demostrado que es así, día tras día», dijo el receptor de los Yankees, Austin Wells. «Cuando están en la alineación, tenemos una gran oportunidad de ganarle a cualquier equipo del béisbol».

Ningún oponente lo sabe mejor que los Mellizos. Los Yankees ya barrieron la serie de la temporada ante Minnesota, con marca de 6-0 con un diferencial de carreras de más 20 en dos series durante el último mes. Judge se fue de 20-10 con siete bases por bolas, seis dobles, un jonrón y un OPS de 1.680 en las seis victorias.

«Hay que lanzarles», dijo Baldelli el 5 de junio. «Realmente no quieres poner a uno en base para enfrentar al otro. Ese no es un buen plan, al menos en mi opinión».

Más tarde ese día, Soto y Judge se combinaron para irse de 6-2 con tres bases por bolas, cinco carreras impulsadas y tres anotadas mientras los Yankees continuaron su dominio sobre Minnesota con una victoria de 9-5.

Sin embargo, el club recibió un susto la noche siguiente, cuando Soto salió de un partido retrasado por la lluvia con molestias en el antebrazo izquierdo. Las pruebas estaban programadas para el día siguiente. De repente, las esperanzas de los Yankees de llegar a la Serie Mundial estaban en juego, pero Soto y los Yankees recibieron la mejor noticia posible: no hubo daños estructurales, solo inflamación. El estado de Soto fue etiquetado día a día, pero no jugó en el enfrentamiento del fin de semana contra Los Angeles Dodgers después de iniciar los primeros 64 juegos de los Yankees.

La ausencia de Soto fue palpable en dos derrotas ante los Dodgers al comenzar la serie principal, hasta el punto de que la multitud cantaba por Soto mientras Grisham, su reemplazo en la alineación, bateaba en el juego final del domingo. Grisham revirtió los sentimientos de los fans con un jonrón de tres carreras que dio la ventaja, pero el comportamiento de los fanáticos molestó a Judge, quien defendió a Grisham y dijo: «No estaba muy contento con eso», al tiempo que notó la presencia inigualable de Soto.

Cuatro días después, Soto y Judge regresaron juntos a la alineación en Kansas City, ocupando los puestos número 2 y 3, en una victoria de 10-1 sobre los Reales. Estaba lejos de ser la primera vez (y probablemente no será la última) que Soto y Judge causaron estragos en un oponente. Los Yankees cuentan con que lo hagan hasta finales de octubre.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba