ECONOMIA

Los arqueólogos descubren una lengua secreta perdida desde hace 3.000 años

Los arqueólogos descubren una lengua secreta perdida desde hace 3.000 años

Disperso entre decenas de miles de antiguas tablas de arcilla se encontraba el texto que recientemente se ha encontrado en Turquía, escrito en un tiempo extinto hace mucho tiempo: en la época del imperio hitita, durante el segundo milenio a.C. Nadie sabe todavía qué dice la curiosa escritura cuneiforme, pero parece ser una lengua perdida hace más de 3.000 años, informa Science Alert.

Los expertos dicen que el misterioso idioma no se parece a ningún otro idioma escrito antiguo encontrado en el Medio Oriente, aunque parece compartir raíces con otras lenguas indoeuropeas de Anatolia. Los ‘garabatos’ comienzan al final de un texto escrito en hitita (la lengua indoeuropea más antigua conocida), después de una introducción que esencialmente se traduce como: «De ahora en adelante, lea en el idioma del país de Kalašma».

Kalašma hace referencia a una sociedad organizada de la Edad del Bronce, que probablemente se encontraba en la franja noroeste del Imperio hitita, mucho más grande, en la antigua Anatolia, a cierta distancia de la ciudad capital de Hattusa, donde más tarde se desenterró esta tablilla de arcilla. Según el jefe de las excavaciones, la tablilla estaba especialmente bien conservada, lo cual ha sido una suerte.

«De ahora en adelante, lea en el idioma del país de Kalašma»

Durante más de un siglo, historiadores, arqueólogos y lingüistas han trabajado juntos para descubrir y traducir el increíble archivo de tratados reales , correspondencias políticas y textos legales y religiosos de Hattusa. La mayoría de estas tablillas fueron escritas en cuneiforme hitita, los expertos que trabajan en el mismo sitio también han encontrado otros idiomas diferentes. Estas escrituras parecen provenir de varios grupos étnicos que alguna vez estuvieron a la sombra del Imperio Hitita, durante su dominio en gran parte de Anatolia desde 1650 hasta 1200 a.C.

El reciente descubrimiento de otro idioma es apasionante, aunque no demasiado sorprendente porque los hititas estaban interesados en registrar los rituales en lenguas extranjeras y no solo por razones académicas. A medida que los hititas conquistaron cada vez más tierras en la gran península entre el mar Negro y el Mediterráneo, los historiadores sospechan que el Imperio adquirió nuevas religiones como una forma de atraer nuevos súbditos al redil. Al mostrar respeto por sus religiones, se ganaban ellos su propio respeto durante la expansión. Incluso llegaron a sitios tan lejanos como Siria o Mesopotamia.

Estas escrituras parecen provenir de varios grupos étnicos que alguna vez estuvieron a la sombra del Imperio Hitita, durante su dominio en gran parte de Anatolia desde 1650 hasta 1200 a.C.

Los estudiosos sospechan que los archivos reales del Imperio eran una forma de solidificar ese «culto estatal» y «proporcionar una imagen detallada de la atención requerida y otorgada a los dioses y diosas«. Tomar prestadas ideas, como sistemas de escritura cuneiforme, tradiciones y religiones, fue probablemente una forma de ampliar el alcance del Imperio. Los Kalašmans, por ejemplo, terminaron luchando por los hititas contra el Imperio egipcio en una batalla en 1274 a.C.

Actualmente no hay fotografías disponibles de la tablilla recién descubierta con escritos kalašmaicos, ya que los expertos aún están investigando cómo traducirla.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba